EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Posts tagged 'von Hammerstein'

Tag Archives: von Hammerstein

VERITAS PRIUS PACE


La escena final de El Hundimiento es una metáfora del inexistente nivel de debate del que adolecen muchas organizaciones, sean políticas, religiosas, empresariales o meramente asociativas, cuando se gestionan desde el voluntarismo, la ilusión y el autoengaño. Hitler no era más que un fracasado y mediocre pintor de postales que había alcanzado el ínfimo grado de cabo durante la I Guerra Mundial. Sin embargo, su egolatría le hizo creerse la reencarnación de Federico el Grande.

VERITAS PRIUS PACE. LA VERDAD ANTES QUE LA PAZ.

VERITAS PRIUS PACE. LA VERDAD ANTES QUE LA PAZ.

(más…)

LECCIONES DE UN GENERAL. V. ESTRAMBOTE.


Hemos repasado en las Notas anteriores la aplicación a los directivos de la clasificación que el general von Hammerstein hizo de sus oficiales hace casi un siglo. Como recordarán, la división principal se reducía a inteligentes, trabajadores, tontos y vagos que combinados, da lugar a cuatro tipos que podríamos presentar mediante una matriz similar a la siguiente.

LOS DIRECTIVOS SEGÚN VON HAMMERSTEIN

LOS DIRECTIVOS SEGÚN VON HAMMERSTEIN

Como dijimos y así lo hemos ido desgranando, von Hammerstein valoraba dos características fundamentales, la capacidad intelectual y la de trabajo. Aunque ya hemos dado alguna pincelada al respecto, la pregunta que vamos a hacernos en esta última entrada – y conste que el párrafo de mi admirado general da para un libro – es cómo afecta a la planificación estratégica de una empresa el hecho de que quien se encuentra en la cumbre del poder sea trabalisto o listívago; tontívago o trabatonto. (más…)

LECCIONES DE UN GENERAL. IIII. TRABATONTOS.


 

Por algún motivo dejaría von Hammerstein para el final de su definición a esos seres sobre los que nos advertía que del que es tonto y trabajador hay que protegerse; en ése no se puede delegar ninguna responsabilidad, pues siempre causará alguna desgracia. Cuando se ha sufrido a un trabatonto la experiencia te deja marcado para la eternidad porque es difícil entender y mucho menos predecir que puede pasar por su cabeza. Y nunca se sabe si es peor que el trabatonto sea tu sea superior, comparta responsabilidad contigo o lo tengas como subordinado. El trabatonto es como el gafe, sólo acarrea desgracias, aunque en su caso no es algo involuntario porque, inconscientemente, se esfuerza en idearlas y producirlas.

Un jefe trabajador y tonto te hará vivir en la oficina, requerirá un power point para cada reunión interminable sin orden del día, las convocará con urgencia, sólo valorará el tiempo y no el resultado y sobre todo, te recordará que gracias a la empresa tu familia puede tener una vida digna, olvidando que su confortable tren de vida y la riqueza de los accionistas se deben también a tu trabajo. Son así, como un señor feudal fruto de generaciones de matrimonios entre primos, pero en pleno siglo XXI. (más…)

LECCIONES DE UN GENERAL. III. LISTÍVAGOS.


El que es inteligente y a la vez, vago, se califica para las más altas tareas de mando, pues aporta la claridad mental y el aplomo necesarios para tomar decisiones de peso. Esta frase del clarividente general von Hammerstein es, probablemente, la que menos entiende un jefe tradicional. Habitualmente, la mayoría de los que creen dirigirnos defiende la idoneidad de aquellos que practican otras – llamémosle virtudes – como el denuedo, el esfuerzo, el trabajo desmedido o el presentismo, esa innata habilidad que supone calentar la silla mientras se mira fijamente el ordenador con el único objetivo de que tu jefe que a su vez intenta justificarse ante su superior con idéntica maniobra, se convenza de que realmente estás trabajando aunque tu mente deambule por unos lejanos y personalísimos mundos de Oz.

En esa tesitura es muy difícil conseguir que se valore a quienes siendo inteligentes, además de demostrarlo, tienen la osadía de defender un planteamiento tan heterodoxo como que el esfuerzo es una ordinariez inadmisible para un caballero civilizado porque siempre se acaba sudando y además lo practican. Son esos tipos geniales que prefieren dedicar el menor tiempo posible a trabajar ya que entienden – y yo estoy con ellos – que la única magnitud valorable para cualquier empresa debe ser el resultado y que este es más interesante cuanto menor ha sido el empeño y sacrificio dedicado a conseguirlo. Ya hemos hablado en alguna ocasión de cómo muchos jefes menosprecian la eficiencia en tanto que alaban el mero esfuerzo, incluso aunque sus resultados sean mínimos o inexistentes. (más…)

LECCIONES DE UN GENERAL. II. TONTÍVAGOS.


Nuestro admirado von Hammerstein definía a los tontívagos como aquellos oficiales que forman el noventa por ciento de todos los ejércitos y son muy aptos para las tareas de rutina. Ser tonto o vago, o ambas cosas, no es ni bueno ni malo, es sencillamente, una realidad que debemos asumir, tanto el que la sufre como quienes le rodean. No todo el mundo puede ser brillante. Es más, si así fuera, nadie lo sería porque la inteligencia como tantas otras virtudes o defectos humanos no se mide por valores absolutos sino por comparación.

El soldado Švejk. Un clásico de la literatura checa y un ejemplo de tontívago. Taberna en Český Krumlov. (Chequia)

El soldado Švejk. Un clásico de la literatura checa y un ejemplo de tontívago. Taberna en Český Krumlov. (Chequia)

(más…)

LECCIONES DE UN GENERAL: I. TRABALISTOS.


Finalizaba la Nota anterior con la clasificación que el general von Hammerstein hacía de sus oficiales a los que dividía entre inteligentes, trabajadores, tontos y vagos. Así que valoraba en ellos dos características fundamentales, la capacidad intelectual y la de trabajo. O lo que es lo mismo, su aptitud y su actitud ante los desafíos que supone – en una frase muy castrense – ejercer el mando. La aptitud de alguien se define como la capacidad para operar competentemente en una determinada actividad y es en cierto modo innata. No todo el mundo nace con idénticas capacidades cognitivas y aunque estas puedan mejorarse a lo largo de la vida, están muy mediatizadas por la genética. La actitud, en cambio, es la disposición de ánimo manifestada de algún modo y ésta es claramente volitiva, depende de cada uno de nosotros y es únicamente atribuible a nuestra propia voluntad (más…)

LOS DIRECTIVOS SEGÚN VON HAMMERSTEIN


Cuando alguien tiene principios los ejerce siempre, sean cuales sean las consecuencias que pueda conllevarle. Por eso, actitudes como las de la familia del general von Hammerstein son dignas de todo encomio. Sabedores de la hostilidad que había manifestado hacia los nazis y de la aversión que sentía ante unos tipos a los que calificó públicamente y en pleno nazismo como una banda de mafiosos y pervertidos, su esposa e hijos rehusaron los honores militares que le correspondían para que el ataúd no fuese envuelto en la siniestra bandera del III Reich. Pero además, hay que tener mucha sangre fría para olvidarse en el tren la corona de flores que ha enviado Hitler al funeral de tu padre. Sobre todo, si el episodio acontece en 1943. (más…)

A %d blogueros les gusta esto: