EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » EL CÁLCULO DE RENTABILIDAD DE LAS SUCURSALES BANCARIAS

EL CÁLCULO DE RENTABILIDAD DE LAS SUCURSALES BANCARIAS


Las sucursales gestionan básicamente, la obtención de recursos mediante depósitos de clientela, y su aplicación en la concesión de préstamos a clientes. El resto de partidas componentes del balance de un banco que veíamos en Notas anteriores, no tienen peso específico en las cuentas de sucursales, ya que su gestión corresponde a servicios centrales.

La red de oficinas de una entidad financiera también compra y vende el uso del dinero, pero como vimos en la Nota anterior las sucursales no replican la actividad general del banco ya que se dirigen a distintos tipos de clientela. Por ese motivo requerirán apoyos financieros del resto de la estructura comercial de la entidad que se encargará de gestionar un departamento centralizado y que contablemente, se recogerá en una cuenta denominada tradicionalmente Central y sucursales. Si no existiera esa gestión de los recursos, una Sucursal de Activo no tendría fondos suficientes para cubrir las necesidades de financiación de su clientela y a su vez, las Sucursales de Pasivo dispondrían de excedentes monetarios que quedarían ociosos.

Como vimos en la Nota anterior los apoyos recibidos desde la gestión centralizada de la entidad permiten a las sucursales atender las demandas de su clientela, si bien, aparentemente, sólo las Sucursales de Activo, obtendrían beneficios. Por ese motivo, la Central bancaria actúa como un agente de mercado más y cobra a las sucursales de activo por el dinero que les presta y que requieren para poder financiar a sus clientes, pagando a las de pasivo por los excedentes depositados en la Central. Al final, el planteamiento de gestión se basa en que todo el pasivo captado se deposita en la Central siendo remunerado a un precio determinado por la entidad y que es el máximo al que podrían remunerarse los depósitos de clientes salvo que la sucursal quiera perder dinero. Y a su vez, la Central presta a ese mismo tipo, que sería el mínimo al que ofrecer financiación, salvo que, como en el caso anterior, se quiera perder dinero.

Por tanto, la Cascada de Resultados de una sucursal incluye los costes del activo, que son los intereses pagados a la Central por las cantidades recibidas y la Inversión de Pasivo, que recoge los ingresos generados por los fondos depositados.

Cuenta de Resultados de una Sucursal Bancaria.

Cuenta de Resultados de una Sucursal Bancaria.

A partir del Margen de Intermediación, el resto de magnitudes propias de la Cascada de Resultados actuarán igual que en el caso de la cuenta general de la entidad con la única diferencia de que cada sucursal se aplicará como ingresos las comisiones y cualquier otro concepto cobrado a sus clientes y se deducirá sus propios gastos de estructura y funcionamiento como salarios del personal, suministros, alquileres, gastos de mantenimiento, etc. De todos modos, y lo veremos más adelante, para calcular el rendimiento ajustado de una sucursal se incluirán algunos conceptos específicos en relación con el resto de servicios ofertados por la Central y que no son específicamente financieros.

Habitualmente y por simplicidad del cálculo, la Central determina un tipo medio en función de mercado que actúa como pivote. A este se le incrementará un diferencial para obtener el tipo al que cobrará las operaciones de activo y se le deducirá para hallar el de pasivo. La suma de ambos diferenciales equivale al Diferencial de clientela, ya analizado. Por la misma razón de economía conceptual la Central  calculará el saldo entre Activos y Pasivos de cada sucursal. Si es positivo – los Activos superan a los Pasivos – cobrará a la sucursal el tipo medio sobre ese saldo, remunerándolo en caso contrario.

Como se puede apreciar en el Cuadro siguiente, si tomamos como ejemplo tres Sucursales Tipo, (Activo, Equilibrada y Pasivo) con sumas de balance iguales (200 u.m.) vemos como la Sucursal de Activo obtendría un Margen de Intermediación Propio positivo a costa de los fondos captados por la Sucursal de Pasivo que, aparentemente estaría en pérdidas, sino se estipulara una correcta política de remuneración de saldos.

Cuenta de Resultados Ajustada de las Sucursales Bancarias.

Cuenta de Resultados Ajustada de las Sucursales Bancarias.

Como puede verse el Resultado General de la entidad no sufre cambio alguno ya que la remuneración de las sucursales se compensa.

Un capítulo interesante a tratar, aunque sea de modo muy básico, es el de la imputación de costes de la propia Central que tiene personal, instalaciones, etc. Uno de los sistemas más habituales y recomendables es el de convertir a la Central en una Unidad de Negocio. Para ello establecerá dos tipos de interés, uno para remunerar el Pasivo y otro para el Activo. Así, el Margen obtenido entre ambos conceptos será destinado a asumir los costes propios de funcionamiento de los propios Servicios Centrales.

Utilizando el ejemplo anterior, si la Central presta al 3,75% y recibe el 3,25% por los depósitos, Margen de Intermediación de cada una de las sucursales estudiadas se reducirá hasta los 2,50 u.m., obteniendo la Central, un Margen de Intermediación propio de 1,50 u.m.

Lógicamente, la Cuenta de Resultados de la entidad no sufrirá ningún tipo de modificación ya que nace de la agregación de las Cuentas de la Sucursales y de la Central.

Reparto de Beneficios de una red bancaria.

Reparto de Beneficios de una red bancaria.

Por último, cualquier servicio prestado por la Central a las Sucursales o viceversa o entre estas deberá tasarse y cobrarse para que la Cuenta de Resultados de cada Unidad de Negocio sea lo más cercana a la realidad. De todos modos, este tipo de criterios corresponde más a los sistemas de Control de Gestión a que al análisis puramente financiero y no difieren en exceso de los utilizados en cualquier otro sector.

 -oOo-

NOTAS SOBRE “EL DIFERENCIAL DE CLIENTELA”

EL DIFERENCIAL DE CLIENTELA.

GESTIONANDO EL DIFERENCIAL DE CLIENTELA.

LA NUEVA ESTRUCTURA DEL PASIVO BANCARIO Y EL DIFERENCIAL DE CLIENTELA.

DECISIONES DE MERCADO Y RENTABILIDAD BANCARIA (I).

DECISIONES DE MERCADO Y RENTABILIDAD BANCARIA (II).

DECISIONES DE MERCADO Y RENTABILIDAD BANCARIA (III).

REDISTRIBUCIÓN DE TIPOS Y EXPANSIÓN CREDITICIA.

LA GESTIÓN FINANCIERA DE LA SUCURSAL BANCARIA.

EL CÁLCULO DE RENTABILIDAD DE LAS SUCURSALES BANCARIAS.

LA REVISIÓN DE TIPOS EN LA GESTIÓN DE SUCURSALES.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: